Gordis entrañables: Tiziano Ferro y su documental

 Puede que os llame la atención la elección del gordi entrañable. Primero porque es un hombre, Buenas noticias, la obesidad afecta a hombres y mujeres. La segunda es porque seguramente sabréis quién es Tiziano Ferro aunque sea de vista y no so dará el perfil para estar en la sección. Se trata de un popular cantante italiano con 20 años a su espalda de carrera comercial, ganador de Emmys, premios varios musicales y además escritor de varios libros cantando su historia. Los que no sois muy de leer también podéis saber un poco más de ello gracias al documental de Amazon Prime titulado FERRO y donde explica la subida a al éxito, la bajada al infierno y el resurgimiento. Un documental donde abordada la diversidad desde muchos puntos de vista, uno de ellos es el sobrepeso y la bulimia . 

Para los que no saben mucho de su carrera uno de sus primeros discos se tituló 111, una cifra no elegida al azar, se trata del peso que tenía el cantante en su juventud. Un peso que limitó terriblemente su capacidad para triunfar. Cantar cantaba igual pero no es lo mismo un adolescente orondo que un macizo a la hora de vender un disco. Así que Tiziano perdió peso, mucho peso… A costa de un trastorno alimenticio, de dejar de comer y de una adicción al alcohol que lo llevo a pasar una de las épocas más tristes de su vida. Y es un retrato que, si eliminamos el éxito, puede definir el sentimiento de muchas personas que padecen sobrepeso y son rechazadas en el ámbito personal y profesional por su peso. 

A eso se suma una crisis existencial ante la manía que se tenía (y aún se tiene) de que los cantantes con tirón con adolescentes no pueden hablar de su sexualidad. Es mejor que sean solteros apetecibles para las chicas. Nada de romances hasta que se sospeche que son gays, entonces es mejor estar emparejado que ser gay… ¡Triste realidad! Pues es el caso del cantante de Latina que vivía en un cuerpo que aún le era ajeno y ocultando su orientación sexual por consejos comerciales unido a su juventud y un ritmo de trabajo extenuante le llevó a una época oscura. Siempre me ha llamado poderosamente la atención este tipo de marketing, mezclando churras con merinas. ¿Acaso el interés musical desciende por saber que una persona siente atracción por el otro sexo? Porque claramente si Tiziano Ferro hubiera sido heterosexual yo habría conseguido ligármelo (léase con ironía). En fin. 

Lo que quiero en este artículo es animaros a descubrir la historia que esconde FERRO, no importa que no os guste su música, o que no lo conozcáis, simplemente quiero que os pongáis en la piel de una apersonarse que vivió la parte más exitosa de su carrera en una depresión y acabó en alcohólicos anónimos hasta que se reconcilió  con su forma de ser, delgado o gordo y hetero u homo, no importa. Es una historia que toca. Yo he dejado escapar un par de lagrimitas, lo reconozco. 

El documental gano el Diversity Media Award, no es que sea una obra especialmente impresionante a la hora de la realización. En realidad lo que pasa es que su contenido es súper potente por escuchar hablar abiertamente de la bulimia, el acoso, el alcoholismo, salir del armario en el  siglo XXI… cosas que deberían estar superadas… pero no.

Publicar un comentario

0 Comentarios